Permite acceder a un subsidio de hasta 3.500.000 para la etapa de diagnóstico y hasta un 80% del costo total (con un tope de $2 millones por cada beneficiario) de la etapa de desarrollo, destinados a diseñar e implementar un plan de trabajo para que empresas silvoagropecuarias: 1. Identifiquen y cierren brechas en ámbitos tecnológicos y de gestión. 2. Fomenten la difusión tecnológica hacia las empresas, además de la incorporación de mejores prácticas y técnicas de gestión. 3. Fomenten la construcción de alianzas entre empresarios para mejorar su posición competitiva. 4. Desarrollen actividades orientadas a ampliar el capital relacional de las pymes silvoagropecuarias, a través de la organización y el trabajo en grupo de los productores, mediante el intercambio entre pares y la discusión sobre problemas concretos de los predios

Más información acá